Press - Reviews
28th October 2008
Zoom Code review, MetalCRY.com

ThanatoSchizO
Zoom Code
CD, My Kingdom Music, 2008


Hay países de los cuales no estamos acostumbrados a escuchar grupos de calidad y renombre a nivel internacional, pero, que en su escena nacional, se pueden encontrar grupos realmente interesantes. ¿Entraría dentro de este grupo España? No me meto a valorar, pero el país que seguro formaría parte de ese grupo que he definido es Portugal. Sin contar a Moonspell, podemos encontrarnos con bandas tan interesantes como IRONSWORD, IRIS, MINDFEEDER, DAWNRIDER o, de la que venimos hoy a hablar, THANATOSCHIZO.
Para quien no siga la trayectoria de esta banda, comentar que llevan once años de formación, con un par de cambios en la misma, y que vienen haciendo lo que es un Death Metal Progresivo del rollo de ORPHANED LAND, ARABESQUE, AMASEFFER u OPETH en su época más progresiva. El principal matiz que diferencia el estilo de Thanatoschizo es la introducción de una voz femenina sin desviar su estilo hacia el típico “Chocho Metal”, como se conoce vulgarmente el estilo que tantas bandas ha dado en los últimos 5-10 años. Para hacernos una idea, el timbre de voz de Patricia Rodrigues se asemeja más a las partes más progresivas de AFTER FOREVER, THE GATHERING o, incluso, dejando de lado el estilo y centrándonos en el timbre de la vocalista, podríamos sacar parecidos en su timbre de voz con Sandra Nasic, la vocalista de GUANO APES (es una opinión personal, claro).

A lo que venimos, “Zoom Code”. Si hemos escuchado los tres trabajos anteriores de la banda, sacado cada uno con sellos distintos (“Schizo Level”, “InsomniousNightLift” y “Turbulence”, de los años 2001, ‘03 y ‘04 respectivamente, mas el EP titulado “Melégina” del ‘01 y la demo del ‘98), sacaremos en claro una cosa, continuidad. Todos los discos tienen en cuenta un estilo muy definido, lo que no quita que se pueda notar según pasa el tiempo una evolución positiva en cuanto a estructuras, producción y, sobre todo, una madurez que aumenta disco a disco, siendo el caso de las armonías empleadas, que pueden introducirnos en una atmósfera de varias partes de nuestro planeta; siendo el caso de este disco, podría considerarse el uso de armonías Arábigas, Mediterráneas, Orientales e incluso Nórdicas, aunque en menor medida.

Centrándonos en este último trabajo, se observan también más bases electrónicas que en los anteriores, quedando un sonido algo cargado. Personalmente creo que el sonido tal y como queda puede llegar a saturar demasiado por el énfasis de los platos de la batería, el excesivo tono agudo de algunos efectos del teclado y la poca contundencia de las guitarras, que a veces pueden quedarse algo “flojas” para las partes más rápidas y cañeras. Sin embargo, se aprecia una precisión en el sonido que, salvando esos dos mínimos detalles, se agradece, pues podemos escuchar el trabajo de las piernas de Paulo Andelino, aunque sí es cierto que el bajo tiene poco protagonismo si nos metemos a analizar la parte rítmica. Se agradece también el trabajo vocal de ambos vocalistas, tanto los guturales como la parte melódica femenina. Un detalle también bastante bueno es la inclusión de instrumentos que no se suelen incluir en discos de Death Metal normalmente.

Las canciones a destacar, a mi gusto, son “Thick ‘n Burry”, corte en el cual el grupo nos introduce con un par de estacazos guitarreros en una atmósfera electrónica para llevarnos a una estructura pegadiza bastante típica del metal progresivo actual, con bastantes cambios de contundencia a intervalos melódicos con un buen trabajo de ambos guitarristas. También destacaría el que es para mí el mejor tema del disco, “L”, en el cual Patricia Rodrigues nos muestra su capacidad vocal en un estribillo melódico pegadizo, y el grupo muestra su capacidad compositiva con riffs técnicos y atmósferas que se podrían atribuir perfectamente a OPETH en su época “Deliverance” o “Blackwater Park”. Se agradece en este corte la inclusión del violín tocando acordes arábigos, que también estará presente en otras canciones del disco.

Con “Hereafter Path” ambos vocalistas combinan su trabajo con las voces limpias, en los cuales Patricia llega a recordar a Floor Jansen y Eduardo nos asombra con guturales muy trabajados en varios tonos. En este tema podemos escuchar la inclusión de un acordeón tocando melodías de armonía Mediterránea. En “(Un)bearable Certantly” se combina un principio electrónico con una atmósfera oriental con un ritmo jazzero en la estrofa, en los cuales los delays de las guitarras limpias llegan a transportarnos al Lejano Oriente.

“Pleasure Pursuit” es un tema muy melódico con una combinación vocal y rítmica que denota bastante calidad compositiva. “Last of the Few” es un tema que bien podría considerarse con retazos de aquel estilo llamado Industrial Metal, con una armonía bastante oscura. Poco a poco el disco va resultando algo monótono, puede que por la repetición de elementos que nos parecían creativos e interesantes en las primeras canciones o puede también por el sonido en sí, que, como he dicho antes, puede llegar a saturar bastante. “Pale Blue Perishes” es un tema algo más rápido, con una melodía repetitiva que cambia según el aspecto vocal. El antepenúltimo tema, “Pervasive Healing” , empieza con una rapidez característica de Death Metal Melódico pero que va acoplándose a melodías arábigas del teclado con cambios de ritmo y estructuras muy usadas ya en el metal progresivo actual. El penúltimo tema, “Nothing As It Seems” demuestra cómo un grupo puede ordenar los cortes de su trabajo de una manera inteligente, ya que este último tema es de los más cañeros y de los más rápidos, con un doble bombo continuo y ritmos algo machacones que podemosecuchar fácilmente en el Thrash Metal y el Death Metal clásico, sólo que este grupo lo combina con armonías arábigas y riffs bastante creativos.

Como comentaba antes, el disco en sí sufre un pequeño descenso de la contundencia a mediados del disco, para aumentar en los últimos cortes acabando con una canción cañera y machacona, típica del Death Metal clásico de DEICIDE combinados con las voces limpias de ambos cantantes, y finalizar con una última canción, “Awareness”, acústica con retazos jazzísticos, guitarras eléctricas limpias con delays muy atmosféricos, un trabajo vocal de Patricia sobresaliente, que la producción ha enfatizado añadiendo ecos a su voz que aumentan esa atmósfera arábiga que proponen los acordes menores de las guitarras.

Para finalizar, podríamos considerar el disco como un buen trabajo, pero por lo que puede llegar a saturar y por el descenso progresivo de creatividad a lo largo de las canciones exceptuando los dos últimos temas, no pasa, en mi opinión, del notable bajo. Aún así, recomiendo el disco y el grupo para todos aquellos amantes del rollo deathmetalero progresivo. [7,6/10]

José Miguel Vicente-Ruiz

5 CDs + 1 EP + T-shirt
€50.00 / $65.00
Size:
Qty: